Aplicación Del Código Procesal Penal Federal

$490
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Ediciones Técnicas Empresarias J.E. URIBURU 774 Local, Balvanera, Buenos Aires Atención de Lunes a Viernes de 9:00 a 19:30
    Gratis
Un completo análisis de reconocidos juristas –especializados en derecho penal y procesal penal– que hacen un recorrido por los cambios y la actualidad del Código Procesal Penal Federal. A lo largo de esta obra se presentan trabajos minuciosos y exhaustivos, que integraron publicaciones periódicas de Erreius, sobre las reformas que plantea el nuevo cuerpo normativo. Los artículos abordan mediante una metodología pragmática la importancia del sistema acusatorio que el renovado Código instaura y mediante el cual el poder punitivo del Estado se va a canalizar, abriendo las puertas a otra manera de llevar a cabo los procesos judiciales del fuero penal. Un punto trascendental del objeto de estudio es la ampliación de los derechos de las víctimas. Entre los que se puede visualizar aquel que está vinculado a la adopción de medidas de coerción o cautelares con premura, para impedir la continuación del delito, su ejecución o posibles consecuencias. También el derecho al reintegro de los bienes y la oportunidad de cumplir el acto procesal en el lugar donde residan las víctimas mayores de 70 años, embarazadas o que tengan una enfermedad grave. A su vez, los autores destacan la resolución 2/2019 de la Comisión Bicameral de Monitoreo e Implementación del Código Procesal Penal Federal, ya que la norma permite la implementación de los métodos alternativos de resolución de conflictos, el criterio de oportunidad, el resguardo de la libertad del imputado, los acuerdos conciliatorios entre la víctima y el imputado, y los medios de impugnación. Asimismo, los trabajos resaltan la creación de la Oficina Judicial, que es una novedad dentro de la estructura de trabajo judicial, dado que concentra y profesionaliza la actividad judicial administrativa. Además, se pone especial énfasis en la etapa de debate, ya que la sentencia debe fundarse en las pruebas producidas en el juicio oral y público.
Compartir: