La Búsqueda Intelectual De Lo Trascendente

$850
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Ediciones Técnicas Empresarias J.E. URIBURU 774 Local, Balvanera, Buenos Aires Atención de Lunes a Viernes de 9:00 a 19:30
    Gratis
“El origen de este libro está en muchos factores: uno de ellos es intentar descubrir que vivimos en una mentira por lo que se refiere a la cultura y lo intelectual. Una mentira que no solo se da en España sino en todo Occidente”. Con estas palabras describe el catedrático de derecho administrativo de la Universidad de Alicante, Santiago González-Varas el objetivo que persigue con su nueva obra, titulada La búsqueda intelectual de lo trascendente. En este ensayo, recién publicado por la Editorial Unión Editorial Madrid, el autor expone por qué actualmente, pese a lo que se piensa en un contexto de libertades y de neutralidad del Estado, “no puede haber una realidad intelectual”. González-Varas asegura que “se nos dice que es ahora gracias a las libertades cuando puede haber arte o cultura. Sin embargo, al mismo tiempo sutilmente se parte de ciertos principios que finalmente desvitalizan todo lo intelectual, artístico y cultural”. Es por esto que apuesta “por volver a la esencia europea, es decir a colocar la cultura en el poder, algo similar al despotismo ilustrado en el que el arte está realmente en la sociedad”. En este libro, el autor recupera viejas inquietudes juveniles, “contradicciones e ideales” en la constante “búsqueda por una realidad intelectual, porque es solo en ese lugar donde se obtienen las sensaciones realmente interesantes”. En este sentido, el profesor ha acuñado un término, el sensacionismo, un mundo intelectual propio a modo de una nueva espiritualidad que, según mantiene, “se basa en algo que al menos es verdad, la posible emoción en contacto con una realidad intelectual trascendente, una nueva espiritualidad pero no religiosa sino intelectual”. González- Varas afirma que La búsqueda intelectual de lo trascendente es una obra para un público al “que le interese pensar, que le interese la magia, lo trascendente, la huida de la mentira y de lo convencional”. En realidad, “una obra para todos y para nadie ", afirma.
Compartir: